Capítulo XV – Dejarlo todo e irse a Omán (y II)

Este capítulo repíte título porque repite idea pero con nueva experiencia.

No quisiera empezar este post sin dejar pasar la oportunidad de agradeceros a todos vosotros, mis lectores, vuestra tenacidad ante un blog lento y poco actualizado. Más de once mil visitas! Es una gran sorpresa, particularmente debido a que estaba convencido de que este blog lo leería mi madre, mi hermana y algún amigo, de vez en cuando.

Como muchos sabéis, cuando vine a Omán por primera vez, lo hice con unas condiciones de seguridad, un apoyo oficial y un pasaporte azul que, sin ser un chaleco antibalas ni un repelente de mosquitos, le daba a uno una tranquilidad importante en lo que respecta a las actuaciones de un estado que ahora conozco como maravilloso, pero que no por ello deja de ser “respetuoso con la autoridad”.

Cuando vine por primera vez, traía un visado de la embajada de Omán en España, válido por 6 meses, con una estancia válida de 3 meses, entrada única y mal hecho. Ese visado no existe, no está contemplado por el Ministerio de Asuntos Exteriores omaní como una posibilidad. Lo que viene siendo una tradicional chapuza. Lo bueno que tienen este tipo de historias es que alcanzas un grado de comprensión sorprendente de lo que pone el sello de tu visado, de lo que tiene mal y de cómo explicárselo al agente de aduanas, a su amigo de la cabina de al lado, al supervisor de ambos y al jefe de seguridad del aeropuerto (muy majo, Muhammad, con una barba más que digna y unas cejas que se elevan de manera acorde a su perplejidad cuando me ve aparecer por su despacho por tercera vez en una semana).

Cuando vine por primera vez traía un miedo importante en el cuerpo, y negarlo es absurdo. Pasar de Oviedo y Madrid a Mascate, un sitio del que, salvo raras excepciones, nadie ha oído desde que en la EGB había que memorizar las capitales del mundo y que a día de hoy no sabe ni en qué continente está, es un cambio bastante radical. Casi tanto como pasar del pantalón a la disdasha ó de los 8º a los 38º. Como habéis ido viendo a lo largo de este blog, me he ido quitando los miedos y prejuicios que algunos medios de comunicación y la ignorancia habían hecho crecer dentro de mí, y eso me ha ayudado a descubrir que ni los musulmanes son los malos (bueno, esto ya lo sabía) ni los árabes son intolerantes ó particularmente dogmáticos ( a algunos les encanta discutir sus propios dogmas y poner a prueba su capacidad para defenderlos), ni son todos millonarios y aquí los ferraris abundan como en Madrid los Seat, ni las mujeres son objetos de compra-venta  sin voluntad propia (muchas tienen más fuego en la mirada y en la voluntad que muchos hombres). La religión en este país es algo importante, pero muchas veces también es hermosa.

DSC_0106

DSC_0112

Han sido 15 meses en los que he aprendido mucho, he conocido a mucha gente muy maravillosa, a algunos no tan maravillosos y a ningúno malo; en los que he viajado como nunca (el capítulo anterior tiene que cubir un viaje para el que ahora no hay musa, por eso no existe) y he estado más cerca y más lejos que nunca de mis amigos. Ha sido un año para recordar, pero no tanto como lo será el 2014.

Lamentablemente, la memoria del mundo es muy selectiva, y ahora que mi pasaporte es rojo, en las aduanas del aeropuerto de Muscat International ya no se acuerdan de mí. Claro, que también tardo menos en pasar la aduana de lo que se tarda en decir “Assalamu alaykum”, “Sukran” Y “Maassalama”, así que ya haremos relaciones sociales cuando nos veamos en el Left Bank, que se me estropea todo el haram de la maleta y además tengo hambre.

Ahora voy a conocer otra faceta de Omán, la del sector privado. Tras pasarme un año y pico ayudando a las empresas españolas a entrar en este país que desde el primer momento me ha parecido un paraíso tranquilo y caluroso (con sus cosicas, claro), ahora voy a ser yo el que acuda implorando a la embajada un contacto, un número de teléfono, una presentación ó una copa de vino (oh, vino!).

La verdad es que mis primeras impresiones desde el punto de vista de ciudadano privado no difieren particularmente de las que tenía antes. Los omanis siguen siendo gente amable, las omanis siguen siendo tímidas en su mayor parte, la conducción sigue siendo bastante decente salvo cuando están mirando el móvil, cosa que sigue siendo bastante habitual, en el banco me hacen tanto caso como antes (ninguno, salvo la chica de la nariz mona, que es bastante eficiente), el frutero del Sultan Center sigue con ganas de ser mi amigo (es un marroquí muy majo al que seguramente invite la próxima vez que haga una fiesta en casa) y yo suyo,  y mi casa sigue estando en el mismo sitio (de lo cual tenía serias dudas) con la lavadora en el mismo estado (se estropeó 4 veces el año pasado y prometo que ya no le echo jabón en pastillas ni meto al gato), y mi casero sigue prometiéndome una nueva a final de mes.  Tengo un vecino nuevo, que es el nuevo yo, y yo soy casi mi anterior vecino (casi, ese tío es inigualable). Mi nuevo vecino no toca la guitarra eléctrica (necesitamos una para las fiestas de mi casa, sino la batería belga y el piano hispano-iraní quedarán un poco sosos), pero es muy majo y su mujer, encantadora y sonriente, cocina como los ángeles (great success, que diría Borat).

A día de hoy sólamente una cosa me da miedo, me mantiene despierto por las noches y me provoca sudores fríos y escalofríos calientes: parece que mi Kindle ha desarrollado algún tipo de enfermedad que lo ha dejado en coma, y NO QUIERO tener que ir a Dubai cada vez que quiera comprarme un libro. Eso sí me da miedo. Trataremos al paciente con una mezcla de antibióticos Resetianos y transfusiones de electricidad por vía central, a ver si reacciona. Dediquemosle un pensamiento de energía positrónica, que diría el gran Asimov. Aquí debajo os dejo un par de fotos para ayudar con el proceso.

 

DSC_0231 DSC_0080 DSC_0166

Sí, como os habréis dado cuenta, el mensaje de este post es “seguiremos informando, porque esto NO se ha acabado”. Ni muchísimo menos. Omán es un país que tiene mucho que ofrecer, aparte de sus playas y sus montañas, sus dátiles con té y su famosa arena; y tengo la firme intención de seguir explorándolo y de seguir contándolo.

 

Anuncios

Acerca de Carlos Alejandre

Explorador y curioso, viviendo una nueva vida en otro rincón del mismo planeta.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a Capítulo XV – Dejarlo todo e irse a Omán (y II)

  1. Joaquín Aldeanueva dijo:

    Primo Carlos. ¡Da gusto leerte!. Prueba en el kindle el remedio Ctrl+Alt+Supr, a ver si funciona.
    Un abrazo

  2. Rous Bleue dijo:

    Me ha encantado, las fotos son increíbles!
    Disfruta esta nueva aventura, y a ver si coincidimos de nuevo por esos lares! 😉

  3. m.isabel dijo:

    Ccomo verás tu hermana y yo seguimos siendo tus mayores fans.

  4. Hola. Me llamo Carlos y he encontrado tu blog buscando información práctica sobre la vida en Omán. Tengo la posibilidad de trabajar en un centro de buceo cerca de Mascate y me pregunta (ya sé que es subjetivo) con cuanto dinero se puede mantener una persona de forma espartana si es que ese término es posible en Omán, durante 6 meses(El alojamiento y el almuerzo están incluidos en el trabajo). Sería para iniciar en Mayo hasta Octubre.
    Gracias por lo que puedas explicarme de tu experiencia allí y disculpa si abuso de confianza sin conocerte!
    Un saludo y muchas gracias de antemano. Suerte con tu blog, es muy interesante!
    Cordialmente
    Carlos Pradas

    • Hola Carlos,
      Bienvenido a Omán. La vida en Omán es sólo ligeramente más cara que en España, excepto en el alojamiento, que es bastante alto, particularmente en los pisos de una habitación. Lo que necesitarás seguro es un coche, pues no existe un transporte público en Mascate digno de ese nombre, y eso te costará en torno a 400-450 € al mes, alquilado. Se pueden encontrar cochees en un estado bastante decente a partir de 2.000 € si prefieres comprar, pero no podrás hacerlo hasta tener el visado de trabajo y la tarjeta de residencia. Además del coche, depende de tus gastos, pero descontando el alojamiento y el transporte, no necesitarás mucho por darte una cifra aproximada, a mí con 500 € para todo lo demás, me es suficiente (no incluyo viajes ó gastos extraordinarios, pero sí una cervecita de cuando en cuando). La gasolina es muy barata, así que no hay ni que tenerla en cuenta en el presupuesto. Espero próximamente hacer un post acerca del coste de la vida en Omán y los trucos útiles para expatriados.
      Un saludo y de nuevo, bienvenido!

  5. Hola Carlos Alejandro
    Gracias por tu respuesta. Veamos como va todo pues aun no hay nada en firme, pero si todo fuera bien, cuando esté por ahí te invito a esa cerveza de 8 € que me ha parecido leer en algún lugar de tu post! Un saludo y suerte!
    Recibe un fuerte abrazo!
    Carlos

  6. Luisa dijo:

    Hola 🙂 Me llamo Luisa y soy de Rumania… vivi en Espana 3 anos y regreso a rumania para terminar la universidad. Regreso a rumania ace 5 anos y no me recuerdo muy bien la idioma espaniola pero espero que me entendeis:) .Mi novio a obtenido un contrato en Muscat , yo soy fizio-kineto terapeuta y vamos a venir en este verano a Oman. Tenemos un poco de miedo 🙂 tenemos un perro Bull-terier, y quero preguntaros como es la ley y la jente con los animales de compania.Me voy a encontrar trabajo? En que bario me aconsejó buscar la casa?Me encantaria conocer a todos los espanoles de Muscat:) Muchas gracias!

    • Hola Luisa!
      Bienvenida a Oman!
      En primer lugar tengo que decirte que Omán es un país “de gatos” y no “de perros”, por lo que aunque no se qué clase de problemas te puedes encontrar, no debes dejarlo suelto. He oído contar que la policía abatió a tiros a unos perros callejeros porque “alguien llamó para decir que sus ladridos les molestaban”, así que hay que tener cuidado.
      No debes tener miedo, como digo en el blog Omán es un sitio abierto en el que las mujeres pueden trabajar sin problemas. No sé lo que es un “fizio-kineto terapeuta” pero el nivel sanitario y hospitalario es comparable al de cualquier país europeo en las grandes ciudades, así que no creo que vayas a tener problemas. Para vivir los mejores barrios son Shatti-Qurum, Qurum, Madinat Sultán Qaboos y Al Khuwair, aunque son caras. No están Mal Ghubra y Al Athaibah, y la parte baja de Ghala, y si fuera tú evitaría Ruwi, Darsayt y Muttrah porque el tráfico es terrible y está bastante más sucio que el resto de la ciudad, además de ser más dificil encontrar una villa con jardín para que el perro pueda correr un poco. para un presupuesto más ajustado ó mayor espacio, puedes buscar en Seeb, al Khoud ó Mawaleh y Mabaila, ciudades dormitorio que están a media hora de Mascate.
      Espero haberte ayudado! un saludo!
      Para concer españoles, hay una asociación española que una vez al mes organiza una reunión para todos los españoles, de modo que estemos en contacto y vayamos conociéndonos.

  7. Luisa dijo:

    Hola Carlos Alejandro.Gracias por tu respuesta.

  8. noe dijo:

    Hola carlos. Acabo d descubrir tu blog y m ha encantado tu forma d acercarnos oman a espana. Habia pensado n ir a trabajar a oman pero recientemente me han informado que oman ya no permite visados de trabajo a mujeres. Sabes.algo dl tema? O donde puedo descubrir algo d info. Gracias

    • Hola Noe!
      Muchas gracias, me alegro de que te haya gustado! La verdad es que constantemente están cambiando las reglas de visados para hacerlas más restrictivas, pero un cierre de visados a mujeres me parece difícil. Seguramente hayan restringido los visados a ciertas profesiones, como housemaid ó enfermera, que habitualmente son ocupadas por mujeres. Te recomiendo que te dirijas a la embajada de España en Omán (emb.mascate@maec.es) así como a la embajada de Omán en Madrid (http://www.embajadaomanspain.es oman.emb.madrid@gmail.com) que está en la Avda. Cardenal Herrera Oria, 138 en Madrid. Su teléfono es 917 364 445 pero “requiere de varios intentos que te cojan la llamada”.
      también puedes eocntrar información en la página web de la policía

      Si necesitas más información, no dudes en consultarme. Un saludo y suerte!

    • Actualización: Esto ha salido en los periódicos de hoy:

      Parece que tenías razón.

  9. Salvador Llorente dijo:

    Hola, Carlos. Hoy he entrado en tu Blog por primera vez. Veo que no soy el único con estas opiniones. Yo vivo en Al Qhoud, pero mi “oficina” la tengo En “Il Gelato” junto al Costa del Intercont, en Shatti Qurm. ¿Te hace un café?, Me gustaría mucho conocerte en persona. Mi wassap y telefono: 94232925 o 91194356. Un abrazo.

  10. David dijo:

    Hola Carlos. acabo de descubrir tu blog y quiere aprvechar la oportunidad para hacerte unas preguntillas. Ayer me llamaron para un trabajo en Omán para una empresa española pero con contrato local, el sueldo es bueno(creo) pero me tengo que costear allí todos los gastos, salvo el seguro médico. Mi idea es trasladarme con mi familia(mujer, hija y bebé en camino). Mis dudas principales son, ¿es muy cara la vivienda?, estoy pensando en piso de tres dormitorios o una casa. La sanidad tengo oído que es bastante buena ¿es cierto?. No sé si tú sabrás si los colegios son muy caros y el tema de la calidad y el precio de la alimentación como es. La verdad es que no sé en que ciudad tendría que vivir, espero que en la capital, pues tengo entendido que las otras ciudades son más aburridas. Bueno eso es todo. Muchas gracias¡¡¡ y disculpa por hacerte perder el tiempo.

  11. Asombrado dijo:

    Hola a todos

    Vengo de trabajar en Arabia Saudí y sólo quiero compartir con vosotros una experiencia para que valoreis lo que es Oman en comparación con el resto de países del Golfo Arábigo (Si dices Pérsico puedes terminar linchado…..).

    En Arabia Saudí las mujeres no pueden ser miradas ni mirar; no pueden conducir ni salir a la calle sin un permiso escrito de su “walid” (léase, padre, hermano, marido o hijo mayor de edad); entran por puertas traseras en los bancos y son atendidas en la zona de familias en los restaurantes (zona de atención secundaria, por cierto). He visto trabajar a alguna mujer en el Hipermercado Lulú como cajera y jamás acercará la mano para coger dinero o tu tarjeta de crédito para pagar: tu la dejas en la bandeja y ella se encarga de todo en cuanto retires la mano. Es frecuente verlas en los hospitales pero sólo atienden hombres si es necesario y en todo caso tienes que pedir permiso para tocarlas.

    En Omán, durante mi primer día de estancia acudí a una reunión con el cliente de mi empresa para dar el banderazo de salida a mi proyecto y allí me presentaron a la Directora del Departamento de Documentación (!!) y a la Directora Financiera (!!!!!!!!!) de una de las más grandes empresas del país.

    En la comida me tocó sentarme con ellas (nada de comer aparte) y cuando les conté que estaba perplejo de lo que veía se pusieron a reir….. Una de ellas terminó diciéndome “Somos pocas pero no las únicas; This is the Omani way”.

    Cobro un 40% menos que en KSA pero jamás me he sentido tan contento de cambiar de sitio.

  12. iván dijo:

    hola a todos.
    Me han ofrecido trabajo para una empresa española en Omán. Concretamente en sohar. Mi preocupación (me imagino que como la mayoria) es que quiero llevar a mi mujer y me gustaría saber si tendría posibilidades de encontrar trabajo allí (es economista con amplia experiencia en banca). Me han comentado que Omán no da visa de trabajo a las mujeres. Por otro lado, por lo que he leido Omán es un pais donde las mujeres pueden andar solas por la calle y hacer una vida bastante normal (respetando las normas del pais). Me gustaría saber vuestra opinión, especialmente en ciudades que no son Muscat, ya que la mayoria de información que he encontrado es en la capital.
    Gracias.

  13. lazaro cesar fernandez dijo:

    Hola carlos me gustan tus comentarios estaremos en contacto pronto ya que visiteare oman el proximo mes saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s